Mentiras comunes de hombres casados

Pareja

De la soltería al matrimonio sólo hay un paso, pero del matrimonio al divorcio existen infinidad de mentiras. El hecho de tener una argolla y vivir una relación seria no siempre corta las aspiraciones de arriesgarse a sostener una aventura; y para que esto suceda, el hombre casado tiene que ingeniárselas y buscar la manera de que todo salga bien. La solución en este caso es mentir.

Una farsa piadosa y los templos de la infidelidad se rendirán a tus pies. En este contexto existen diversas invenciones que los hombres casados utilizan de manera recurrente.

Por ello, mujeres pongan atención, el sitio todamujeresbella.com y una encuesta de la revista People les indican cuáles son las mentiras más usadas por los varones ya comprometidos, para llevarlas a la cama.


"Me estoy divorciando". Esta es la más común y generalmente se usa cuando no quieren perder a tu esposa, pero tampoco quieren dejar a tu amante. Usualmente esta frase se vuelve una esperanza para quien tiene el papel de "la otra", pues piensa que en algún momento ella será la dueña de su corazón.

"Mi matrimonio está en crisis". Una frase así puede ser la entrada perfecta para que la chica en cuestión se apiade del hombre, la realidad es que pocas veces estas palabras son verdaderas.

"Estoy con ella por mis hijos". Hay chicas que se deslumbran con un "buen padre", alguien que da todo por sus hijos, por eso esta frase se ha convertido en una de las mentiras más recurrentes, pues ellas pensarán que eres un hombre muy paternal.

"Dame tiempo para separarme". Antes de llegar al "me estoy divorciando", los casados utilizan esta frase, en donde sin dar una fecha exacta llenan de ilusiones a quien es su amante, pero cuando ella se desespera de esta situación viene la común "me estoy divorciando".

"La quiero, pero la llama del amor se apagó". Esta frase es mortal, muchas mujeres al escuchar esto pensarán que ella pronto se convertirá en el mujer oficial, sin embargo dista mucho de ser verdad, el propósito es llevarte a la cama.

"Me casé por inmadurez". Típica, cuando un hombre se casó a temprana edad es muy común que utilice esta frase para conquistar a alguna mujer, en este caso estas palabras darán pie a que ella dé su brazo a torcer...

"Sos lo que siempre busqué". Lo mismo le dijo a su esposa cuando se casó, pero al final el fin justifica los medios, una mujer se ilusiona con frases tan lindas como ésta, siempre y cuando se diga en el momento adecuado, como por ejemplo, después de haber hecho el amor...
"Ella es muy interesada, sólo le importa el dinero". ¡Pobrecito! Quizá al momento de decir esto la chica en cuestión se apiade de su situación, lo que le dará puntos a favor.

"Mi matrimonio estaba destruido antes de que tú llegarás". Cuando le entra el remordimiento a la chica en cuestión por ser "la otra" y quiere terminar con la relación, muchos hombres recurren a esta frase para liberarlas de culpa y seguir con el engaño en silencio.

"Nunca le he sido infiel a mi mujer, pero este sentimiento por ti me somete por completo". Clásica frase para conquistar a la mujer prohibida. Esto hará que ella se sienta especial y que en verdad piense que tú eres una santa palomita.


Fuente: Cadena de Radios.com.ar

Títulos de Vamos Para Adelante - Buenas Noticias de Corrientes