Coronavirus: nueve provincias volverán a tener clases presenciales en agosto entre ellas Corrientes

Hay consenso entre Educación y los gobernadores para retomar la actividad en Tucumán, San Juan, Santiago del Estero, Catamarca, Formosa, Santa Fe, San Luis, Misiones y Corrientes.


El Gobierno anunció que a partir del 3 de agosto volverán las clases presenciales en nueve provincias y de manera escalonada. El ministro de Educación Nicolás Trotta dijo que hay "consenso para un regreso seguro a clases" con los gobernadores de Tucumán, San Juan, Santiago del Estero, Catamarca, Formosa, Santa Fe, San Luis, Misiones y Corrientes.

La vuelta no será en toda la provincia sino que estará acotada a las localidades con baja circulación del virus, con la modalidad combinada de asistencia presencial y domiciliaria. Se les dará prioridad a los últimos años de la primaria y la secundaria.

El ministro logró consenso para la vuelta de la actividad tras una reunión con los gobernadores Raúl Jalil (Catamarca), Gustavo Valdés (Corrientes), Gildo Insfrán (Formosa), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) Sergio Uñac (San Juan), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Omar Perotti (Santa Fe), Alberto Rodríguez Saa (San Luis) y Juan Manzur (Tucumán). Antes de agosto convocará a la paritaria nacional docente para establecerf las condiciones de trabajo con los sindicatos nacionales.

La actividad presencial será en las escuelas que tengan las condiciones para que se cumpla el protocolo. Caso contrario deberán hacerse refacciones para poder abrir, y para eso el Gobierno destinará $2300 millones a todas las jurisdicciones. Los fondos se usarán para la reparación de colegios y la compra de insumos de higiene y seguridad, para evitar contagios de COVID-19. También habrá una campaña de difusión de los cuidados que se deben tener, anunció Trotta en una videoconferencia con periodistas.

El Consejo Federal de Educación ya aprobó un protocolo sanitario que deben cumplir los alumnos para la vuelta de las clases presenciales. Una de las claves pasará por el lavado de manos, por eso se destinarán 15 minutos semanales para repasar cómo se debe hacer correctamente.

Además cada institución estará obligada a contar con acceso al agua y jabón. En lo que respecta al recreo se dividirá el tiempo para que no haya grupos multitudinarios en los patios. Lo mismo pasará en las aulas: la distancia entre cada alumno deberá ser, como mínimo, de 1,5 metros.

Trotta dijo que "todas las disposiciones" del protocolo "son de cumplimiento posible para la realidad argentina" y que "no están pensadas para Europa". Reconoció que "hay instituciones que no están en condiciones y se van a tener que readecuar" y que las provincias y la comunidad educativa "deberán fiscalizar que esto sea así".

Explicó que la vuelta a clases presenciales "será en forma escalonada, empezando por las localidades del interior que están en fase cinco y siguiendo con los grandes conglomerados". Se tuvo en cuenta la baja densidad poblacional, el menor uso de transporte y la ruralidad. Además de los casos en que hay mayor necesidad de continuidad pedagógica por las limitaciones o ausencia de conexión a Internet.

Cómo se repartirán los fondos

El ministro de Educación explicó que los fondos para refaccionar escuelas provendrán de una reasignación de recursos de financiamiento internacional del Ministerio. Una parte de esos fondos, $500 millones, se transferirán de manera directa a las escuelas que determinen las provincias, con una asignación tope de $50 mil. Será para la adquisición de insumos como alcohol, lavandina, artículos de limpieza y tapabocas, entre otros.

Además se destinarán $1300 millones para obras de provisión de agua, arreglo de sanitarios e higiene y seguridad. Para estos rubros se asignarán de manera directa a los colegios hasta $400.000, mientras que los fondos mayores los manejarán las provincias. Además se destinarán otros $500 millones para el plan "programa 37", para la ampliación y refacción de colegios de todos los niveles.

Trotta dijo que el sistema de asignación directa a escuelas se hará por medio de una tarjeta de pago que el director o directora de la institución destinará para la compra de materiales e insumos para adecuar el edificio al protocolo para la vuelta de clases presenciales.

Las principales pautas del protocolo para la vuelta a clases

1- Los establecimientos deberán asegurar el acceso a insumos básicos de higiene: lavamanos, agua, jabón, alcohol en gel y cestos de basura. Se destinarán al menos 15 minutos semanales a repasar la importancia, y correcto procedimiento de la higiene de manos.

2- La hora de ingreso será espaciada. Es decir, que habrá distintos turnos para evitar amontonamientos en la entrada a la escuela y congestionamiento del tránsito. El horario evitará la hora pico laboral.

3- El uso del tapabocas será obligatorio en todo momento. Debe explicarse su correcto uso cubriendo por completo la nariz, boca y mentón, y sus técnicas de limpieza.

4- El distanciamiento también será obligatorio. Dos metros en espacios comunes y 1,5 metros en el aula.

5- Se implementará, además, asistencia alternada, con clases desde el hogar para contar con mayor espacio en los salones.

6- No se permitirá compartir mate, vajilla, útiles, ni otros utensilios personales.

7- "Burbujas". Se trata del nuevo orden en las aulas que aconseja el Ministerio de Educación de Nación: dividir la clase en pequeños grupos de tres o cuatro estudiantes -siempre respetando el distanciamiento- que trabajen en los vértices del aula.

8- El recreo tampoco será el mismo. Habrá un horario específico para cada grado para minimizar al máximo la interacción.

9- No habrá actos escolares hasta que la situación lo permita.

10- Ante un caso sospechoso, la primera acción será el aislamiento y el hisopado del alumno. Se ubicará a los compañeros que tuvieron contacto con el supuesto positivo -aunque no esté confirmado- y también se los aislará y se les hará el test. Al día siguiente la escuela permanecerá cerrada para desinfección.

Fuente: TN

MAS LEIDAS