Multitudinario banderazo en todo el país contra el Gobierno Nacional

Desde minutos antes de las 16 de este lunes, cientos de miles de personas se movilizan en todo el país para protestar contra las políticas de aislamiento del Gobierno para combatir la pandemia del coronavirus y también para cuestionar el proyecto de reforma de la Justicia, la corrupción y la inseguridad, según las distintas convocatorias.


En Corrientes una nutrida caravana recorrió desde calle España y Avenida 3 de abril el camino hacia la Rotonda de la Virgen. La protesta se justificó en "el cansancio de la prepotencia, la impunidad, la mentira y el autoritarismo con el que gobierna el Ejecutivo nacional con aprovechando la difícil situación de la pandemia".

En Buenos Aires el epicentro fue el Obelisco pero la protesta, que duró más de tres horas, se replicó también en los principales monumentos de distintas ciudades del país. Quienes protestaron en la Ciudad de Buenos Aires llegaron al Centro porteño después de haberse concentrado en distintos puntos. Sobre el cierre, un grupo más reducido se movilizó a Plaza de Mayo para cantar el himno frente a la Casa Rosada. Algunos llegaron caminando y con barbijos, y otros optaron por hacerlo en sus autos, agitando banderas celestes y blancas por las ventanas. Entre los presentes se pudo ver a un joven con la bandera venezolana. "Yo vi lo que sucedió en mi país y mientras viva en Argentina no voy a ser cómplice de un gobierno que la está llevando por el camino de ser Venezuela. Argentina no va a ser como Venezuela”, lanzó. “Cuando los que gobiernan pierden la vergüenza, el pueblo pierde el respeto”, “usamos tapabocas pero no nos van a callar”, “no a la reforma judicial que garantiza la impunidad”, señalan los carteles a lo largo de la 9 de Julio.

Con ironía, algunos hicieron mención al reciente juicio que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner le inició al buscador Google por describirla como “ladrona de la república Argentina”. “Google tiene razón”, remarcaron varios carteles. Una vez más, volvió a hacerse presente el inflable que muestra a Cristina con traje a rayas, una marioneta de Alberto Fernández, un maletín explotado de dólares y los números 18-1-15, en referencia a la fecha en la que el fiscal Alberto Nisman fue hallado muerto tras denunciar a la entonces Presidenta por el encubrimiento al atentado a la AMIA. Como se preveía, participan varias dirigentes políticos, entre ellos la titular del PRO y una de las principales convocantes Patricia Bullrich, el diputado Fernando Iglesias y el ex titular de medios públicos, Hernán Lombardi, además del actor y referente radical Luis "Beto" Brandoni y el conductor televisivo y radial Baby Etchecopar. “Vengo a decirle al Presidente que la cuarentena puede que no exista para él, pero existe para miles de trabajadores que la está pasando mal. Me hubiese gustado más comprensión", afirmó Bullrich en un video que publicó en sus redes. "También decirle que levante la reforma de la Justicia. Aprenda, y mire que hay un pueblo reclamando para que haya un país en el que los argentinos puedan vivir. Entienda, no se cierre”, añadió. "Estoy en Cerrito y Tucumán como miles e compatriotas, en mi auto, con mi barbijo, con mi alcohol en gel, viendo como la gente se expresa con barbijo, con distancia social.

En mi caso porque no queremos que nos mientan más", publicó por su parte el diputado de PRO Waldo Wolff, en Twitter. "Feliz de estar acá, con los compatriotas que piensan como yo, que nos pidieron que defendamos la República del avasallamiento", agregó Wolff, quien pidió que se respeten las medidas de distancia social. En Capital Federal también hubo manifestaciones en varias avenidas emblemáticas, como el cruce de Acoyte y Rivadavia en Caballito, o Cabildo y Juramento en Belgrano. Cerca de cien personas llegaron frente al domicilio de Cristina, en Recoleta. En uno de los departamentos del edificio donde vive la actual vicepresidenta se pudo ver un cartel a favor de la manifestación: "Argentina República Democrática”, señala la bandera.

Se desconoce si la ex mandataria se estaba en su casa. “En contra de la reforma de la Justicia. Hay que hacerla en otro momento, no en medio de la pandemia”, señaló uno de los manifestantes desde ese lugar. Otro de los puntos elegidos fue frente a la Quinta oficial de Olivos, donde se reunió un importante número de manifestantes, tanto a pie como en caravana de vehículos. Fueron por lo menos tres cuadras las que se llenaron de gente y, como muchos también llegaban en auto, las calles aledañas a la quinta prácticamente colapsaron. “No a la reforma judicial. Es un disparate y no es necesaria”, afirmó uno de los presentes.

En el Gran Buenos Aires, pudo verse concentraciones en Avellaneda, Ramos Mejía, Quilmes, Almirante Brown y Lomas de Zamora, donde cientos de vecinos se concentraron en la Plaza Grigera y la avenida Hipólito Yrigoyen. En La Plata, como en oportunidades anteriores, el centro de reunión fue la plaza Moreno. “Estoy cumpliendo 88 años y quiero volver a ver el país que viví”, explicó una abuela desde la marcha, en la que no se divisaron banderas políticas. Las consignas, como en el resto del país, fueron "independencia de la Justicia", el "no a la Reforma Judicial" y contra la extensión de la cuarentena por coronavirus. “Basta de confinamiento. Necesitamos volver al trabajo, estamos pidiendo trabajo y libertad”, fue uno de los reclamos que se escuchó en la capital provincial. "Argentina, sin Cristina", fue el cántico más repetido. Con cacerolas, palmas y banderas celestes y blancas, cientos de personas se manifestaron en la ciudad de Mendoza contra "el gobierno kirchnerista, la corrupción y la impunidad".

Muchos eligieron protestar abordo de sus autos para no ser sancionados por incumplir el distanciamiento social. Sin embargo, más de mil personas se reunieron en el tradicional cruce de Peatonal y avenida San Martin, con escaso cumplimiento del protocolo. “Sin Justicia no hay República" y "Basta de corrupción e impunidad", los carteles se expresaban más en contra de la reforma judicial que de la cuarentena eterna. En Santa Fe, cientos de rosarinos eligieron el Monumento a la Bandera para hacerse escuchar. En una tarde primaveral, a orillas del río Paraná, la gente se reunió al pie del emblemático monumento y sobre la Avenida Belgrano. Muchos otros prefirieron acompañar desde sus automóviles, por lo que hacían sentir su apoyo con bocinas. “No a la republiqueta KK”, “No a la reforma judicial” o “Basta de impunidad”, eran alguno de los improvisados carteles que portaban los asistentes del denominado “banderazo patriótico”.

La también ciudad santafesina de Avellaneda, cuna de la cerealera Vicentin, que estuvo en la mira del Gobierno nacional para ser expropiada, es uno de los lugares del interior donde más se siente el banderazo. Los vecinos volvieron a expresarse en la esquina de la calle 21 y la Ruta, rodeados de banderas argentinas. Algunos productores se acercaron hasta el lugar con tractores y camiones. La defensa de la Justicia, la libertad y la democracia estuvieron entre las consignas que enarbolaron. Pese a que el llamado en redes era para las 16, en algunas ciudades del interior la movilización comenzó algunas horas antes. En Santiago del Estero, por ejemplo, apenas pasadas las 14 había largas filas de autos con banderas argentinas y tocando bocina.

La convocatoria llamaba a marchar en más de 150 localidades de todo el país, desde localidades del Conurbano como La Matanza, Ituzaingó, Morón y Malvinas Argentinas, hasta ciudades del interior de la Provincia (Mar del Plata, La Plata, Necochea, Olavarría) y varios puntos de todo el país (Salta, Jujuy y Santa Fe, entre otros). La movilización, que nació en las redes sociales con el hashtag #17A y rápidamente tuvo eco en dirigentes políticos de la oposición, generó posiciones encontradas en Juntos por el Cambio, entre quienes acompañan la protesta y participan de la movilización, y aquellos que intentaron despegar al espacio y advirtieron de los riesgos que podría generar una concentración masiva de gente. "Para honrar al Padre de la Patria, sin banderas políticas, solo Argentinas. Defendamos la República la Libertad y la Democracia", rezaba una de las tantas convocatorias en las redes sociales.