Explosión de casos en San Roque: llegaron 100 test para detectar positivos y contener el brote

La localidad registró una “explosión” de casos en los últimos dos días y desde la Comuna sostienen que la situación es crítica. Como si esto fuera poco, una mujer que falleció por COVID-19 fue velada ante la presencia de un número importante de personas.

El pueblo ubicado a 132 kilómetros de la ciudad de Corrientes vive en los últimos dos días momentos de tensión y sobresalto tras confirmarse al menos 16 casos de coronavirus y el fallecimiento de una octogenaria por la enfermedad. Además, la localidad ingresó ayer a un estricto confinamiento que dejó las calles desiertas y comenzó con una segunda tanda de testeos masivos.

La muerte de una mujer de 82 años se produjo el jueves por la noche en el Instituto de Cardiología de Corrientes y el resultado de su análisis de COVID-19 positivo se conoció recién el viernes a última hora de la noche. Lamentablemente, la confirmación llegó un poco tarde y el cuerpo fue velado ante la presencia de un grupo cercano a 20 personas de acuerdo a medios de la zona.

Desde el Municipio de San Roque aseguraron a diario época que no se conoce el nexo que dio origen al contagio. Por lo que cabe la posibilidad que haya contraído el virus en el pueblo como en su arribo a Capital. Según manifestó la Dirección del Instituto de Cardiología en un comunicado, la víctima padecía enfermedad de Parkinson y antecedentes de enfermedad valvular severa y arritmias. Así también afecciones pulmonar e insuficiencia cardíaca. “Por estas patologías fue internada en seis oportunidades en el último año”, remarcaron.

Carrera a contrareloj para detener los contagios

Las sospechas del reciente brote comenzaron el 10 de septiembre cuando se activó el protocolo en una vivienda. Al día siguiente, el Comité de Crisis de la Provincia confirmó dos casos en personal policial que trabaja en el retén de ingreso a la localidad y que presta servicio en la comisaría local. Inmediatamente, uno fue derivado al Hospital de Campaña y otro permaneció en cuarentena dentro de su domicilio. Ninguno tenía relación con la octogenaria que murió.

A partir de entonces, se realizaron 144 pruebas PCR a contactos estrechos con los dos positivos y se obtuvieron 14 muestras para el SARS-CoV2. Todos son personas que estuvieron en contacto con los efectivos. Antes el contexto, el gobernador, Gustavo Valdés, anunció a través de sus cuentas en redes sociales que toda la comuna volvía Fase 1 desde la medianoche del sábado.

“Estamos transitando los momentos más difíciles para los sanroqueños en toda nuestra historia”, enfatizó Raúl Hadad, jefe comunal, en contraste con los 247 años de antigüedad del pueblo. Al mismo tiempo que llamó a “combatir el virus”, permaneciendo dentro de los hogares.

Fuentes de la Municipalidad precisaron a época que el viernes arribaron otras 100 muestras para continuar con el estudio epidemiológico que se desarrolló ayer durante todo el día.

Mientras, Hadad dispuso que todos los agentes que prestaban sus servicios en los retenes del acceso Norte y principal sean aislados y esperen el resultado de sus hisopados. Para cubrir los puestos, ordenó a todo su Gabinete sumarse a los controles de los vehículos. Incluso, él mismo se mostró inspeccionado el ingreso y egreso de personas a la localidad.

Las únicas actividades permitidas son los comercios de venta de alimentos (hasta las 20) y las farmacias. A su vez se mantienen el personal de guardia municipal y la recolección de residuos.


Fuente: Diario Época