Imploró por ayuda para viajar al interior de Corrientes y resultó un engaño

Un inesperado final tuvo el caso de una persona que conmovió a muchos, incluso a algunos medios que –de buena fe- hasta compitieron para informar quien les brindó ayuda. El sujeto, instalado en el microcentro correntino, pedía para viajar al interior. Terminó siendo un oscuro personaje que hasta tendría antecedentes por robos.

El sujeto, que decía llamarse Gustavo Martínez, deambuló por el microcentro correntino por aproximadamente un mes viviendo siempre en situación de calle.

Conmovió a muchos, como al dueño de un restaurante que habitualmente le brindó comidas e  inició una campaña de ayuda para que pueda volver a su Curuzú Cuatiá, de donde supuestamente era oriundo.

La historia llegó hasta algunos medios, que aportaron ropa, calzados y hasta dinero para el señor.

Días atrás llegó a Corrientes una ambulancia desde Curuzú, y entonces autoridades de Salud Pública autorizaron que al regresar se traslade a Martínez.

La historia cambio cuando estaban llegando a Curuzú  cuando el hombre pidió al chofer de la ambulancia que lo lleve hasta Entre Ríos. Esto llamó la atención de quienes lo llevaban y a pesar de su negativa lo ingresaron y dieron aviso a la Policía.

En síntesis: el sujeto no se llamaba Gustavo Martínez, no nació ni vivió en Curuzú Cuatiá y además tendría antecedentes por robos en Buenos Aires y Salta.

En estos momentos se encuentra en aislamiento obligatorio con custodia policial hasta tanto se determine su identidad, de donde es y si tiene alguna deuda con la Justicia.


Fuente: Radio Dos