"No hay fines de semana ni feriados": el día a día de los trabajadores de salud que enfrentan al virus

Se trata de una tarea vital y compleja que se implementa desde el inicio de la pandemia. El objetivo es evitar la propagación del virus y así, también la circulación comunitaria. 

El Ministerio de Salud Pública de la Provincia, a cargo de Ricardo Cardozo, diseñó desde antes de la pandemia una serie de estrategias para mitigar el impacto del nuevo coronavirus en la comunidad. Una de ellas son las investigaciones epidemiológicas, táctica elemental que corta con la cadena de contagios y que hasta ahora impidió la circulación comunitaria. 

No se trata de un trabajo sencillo. Un sin número de personas, agentes de Salud Pública, prácticamente trabajan de lunes a lunes para llevarlo a cabo.  

La directora general de Epidemiología, Angelina Bobadilla, quien es médica epidemióloga también especializada en medicina social y comunitaria, y en patologías tropicales, detalló cómo funciona este trabajo. 

"Las mañanas de Epidemiología comienzan temprano, inician con diagnósticos positivos, probables o sospechosos. Entran llamadas desde el Call Center. A partir de ahí, se deciden las intervenciones de urgencia. Llamamos a cada uno de los pacientes, se hace una devolución del diagnóstico, se realiza una entrevista un diálogo muy amigable tratando de generar tranquilidad en el paciente, ya que se encuentra con mucha ansiedad", explicó Bobadilla. 

"Algunos pacientes necesitan una contención psicológica, porque el aislamiento genera ansiedad, miedo, muchas sensaciones", agregó. 

Dijo que "las investigaciones epidemiológicas se inician desde muy temprano y terminan tarde. Un día de pandemia en Epidemiología es levantarse a las 6 de la mañana, ver los casos del día, contestar todas las llamadas del interior, de los directores de hospitales, de pacientes que están con coronavirus y hablar con el equipo y realizar reportes detallados para el Ministro Cardozo y para el Gobernador Gustavo Valdés", agregó. 

Así, la funcionaria explicó detalladamente el proceso. "Se trata de entrevistas a todos los contactos a partir de cada caso, se disponen aislamientos y testeos. Pero no es una sola conversación, son diferentes diálogos, en diferentes momentos durante el día y los días siguientes, tras ser confirmado el caso positivo", dijo. "Cuando uno devuelve el diagnóstico positivo, la información que brinda el paciente es general. La segunda vez que se vuelve a conversar con el paciente empiezan a surgir nuevas informaciones y nuevas líneas de investigación", aseguró. 

"Es totalmente distinta una entrevista cuando vamos a hacer un hisopado, que cuando el diagnóstico ya es positivo. Cuando pasan los días, la información se vuelve más detallada, el paciente recuerda todos los detalles de los contactos que ha tenido", indicó y remarcó que "eso es importante porque ayuda a tener un buen control y limitar la propagación de virus, porque cada información que nos brinda el paciente permite que nos encontremos con otros posibles casos y así se procede con el blindaje, que es el aislamiento". 

Bobadilla ponderó a todos los integrantes del Comité de Crisis. "Es un equipo bien formado, con especialistas en epidemiología", dijo. 

Explicó que "todos los días tenemos reuniones con el Comité de Crisis, con el ministro de Salud, Ricardo Cardozo. Ningún día es similar a otro, no hay fines de semana, no hay feriados y, cuando vamos al interior, no hay tiempo para sentarse a descansar, la pandemia exige jornada completa". 

Este es uno de los frentes para combatir el nuevo coronavirus; también están los hisopadores, enfermeros, médicos y otros tantos agentes, que luchan día a día para mitigar el impacto de esta enfermedad que azota al mundo entero. 

Mediante este trabajo, se pudo contener a la fecha brotes como el de la Unidad Penal N° 1, el del barrio San Marcos, el Paso de los Libres y otras localidades. El trabajo continúa.

MAS LEIDAS

Eduardo Tassano: "No vi el accidente, sino me hubiese detenido sin lugar a dudas"

En Mburucuyá: Si no pagás te cortan el agua, un servicio vital y esencial en medio de la pandemia Covid-19