Legado conservacionista de Mburucuyá, en la 6ª Feria del Libro de Caá Catí

La 6ª edición de la Feria del Libro de Caá Catí, que abrirá sus puertas en esta jornada y se extenderá hasta el domingo, sigue sumando diversas propuestas tanto en lo que refiere al quehacer literario como dándole espacio a la historia y las riquezas de la provincia de Corrientes.


En ese marco, el parque nacional Mburucuyá dispondrá de un espacio en la Biblioteca Popular “Doctor Juan Manuel Rivera”, de la localidad, en el que serán expuestos los atractivos y las bondades el área protegida.

Acompañando la propuestas, Lorena Paszko, miembro del equipo conservacionista del parque mburucuyano, encabezará un charla en la jornada del domingo con la temática “Valores de conservación, los recursos naturales y culturales de un área protegida”.
Al respecto, Paszko dialogó con La República y dijo que la premisa es transmitir el legado que dejó el propio creador de la reserva Mburucuyá, como así también los valores que acompañaron el gesto del profesional.
“La charla que se va a dictar en Caá Catí en el marco de la Feria del Libro está dirigida a los participantes de la jornada. La idea es poder trasmitir y compartir con la comunidad los valores de conservación en áreas protegidas, fundamentalmente que la gente pueda conocer las particularidades en la historia de creación del parque nacional Mburucuyá”, explicó Paszko, y agregó que “la forma en la que se gestó lo que hoy es la reserva tiene detrás una reseña muy emotiva, un acto de nobleza, de desprendimiento y altruismo del doctor Troels Myndel Pedersen y su esposa Nina Johanne Sinding, quienes llegan a Corrientes y dedican su vida al estudio de la botánica y culmina su obra donando sus tierras para la creación del primer parque nacional de la provincia”.

La representante de la reserva hizo una breve reseña de lo que fuera el gesto de Pedersen y la posterior creación del parque nacional, con una “donación fue allá de lo que es la tierra, con ello vino toda la infraestructura, edificios, el casco histórico, esta última sección habiendo sido hoy puesta en valor siendo parte de los recursos culturales y el área protegida y más celosamente cuidada como patrimonio”.

La charla, más allá de la reseña significativa de lo que fue la creación del parque, busca transmitir valores. “Queremos que la gente pueda entender esa forma de pensar y sentir el conservacionismo que tenía el doctor Pedersen, como un acto de nobleza puede transformarse en un patrimonio para que las generaciones futuras puedan disfrutarla”, explicó Paszko.

Hoy, el parque Mburucuyá tiene características únicas, en flora y fauna, como así también una diversidad de ambientes, como la selva chaqueña o el paranaense, lo que le da una singularidad.

La fauna de la región, tras 20 años de trabajo de conservación, se recuperó y hoy podemos ver especies que están amenazadas a nivel nacional o mundial.