Un chico de 12 años murió aplastado por un arco en una cancha de fútbol

Un niño de 12 años falleció en la localidad de Valeria del Mar, partido de Pinamar, cuando se le cayó en la cabeza un arco de fútbol. El hecho trágico sucedió en hora de la tarde del lunes en una de las canchas del club Defensores de Valeria.


"Gracias chicos por tantas alegrías", se lee en la bandera que es símbolo y acompaña al Club Defensores de Valeria del Mar, institución que en las últimas horas sintió la tragedia puertas adentro. Un niño de 12 años, jugador de sus divisiones inferiores, murió aplastado por uno de los arcos móviles que tienen en sus campos de juego.

El menor pudo ser trasladado todavía con vida hasta el Hospital Municipal de Pinamar, donde los médicos que lo atendieron poco pudieron hacer dadas las graves lesiones que presentaba en cráneo

El arco que le provocó la muerte es de unos cuatro metros de ancho y menos de dos de altura, de menor tamaño a los profesionales, y no tiene ningún sostén que lo aferre a la tierra ya que se los dispone en distintos lugares de la cancha. Solo se sostiene por un pie en forma de U que da seguridad solo para que la estructura no se caiga hacia atrás.

Fuentes policiales confirmaron que la víctima se llamaba León Mamani, residía en Ostende e iba a diario a entrenar a este club en la localidad vecina.

Se desconoce aún en qué circunstancias se produjo el accidente. Solo se sabe que fue en la noche del lunes, cuando habían terminado de entrenar y un grupo se quedó jugando unos minutos más en la cancha, ya de manera informal.

El caso sacudió a la comunidad de esta institución, donde se reúne buena parte de la comunidad no solo con las divisiones inferiores sino también con la superior que juega en la liga de Pinamar. En la página de Facebook del club se cambió la imagen de perfil por la de una cinta negra, en señal de luto.

Fuente: Radio Dos