Tras la derrota electoral, Elisa Carrió le dijo a Mauricio Macri que abandona la política

La líder de la Coalición Cívica adelantó que en 2020 dejará su banca en el Congreso. La advertencia a los jueces por el "pacto de impunidad".


Elisa Carrió ingresó a las 17 horas a la Casa Rosada para participar de la mesa de acción política de Juntos por el Cambio. Solo 35 minutos después abandonó Balcarce 50 con un anuncio ante los periodistas acreditados en la Casa de Gobierno: "Me retiro de la política".

"Terminó mi misión política: que haya república. Los jueces tienen 10 millones de personas que quieren Justicia si ellos pactan impunidad. El peronismo ahora tiene la oportunidad de demostrar que también son republicanos", lanzó Carrió desde la puerta de la Casa Rosada.

"Yo quise romper la marca de 1930, que era la de los golpes de Estado, porque Macri es Marcelo T. de Alvear, así que el próximo año no estaré más en la vida política", comparó la líder de la Coalición Cívica (CC-ARI) ante los cronistas de Infobae, La Nación y BAE.

Luego, ante la llegada del gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, ironizó: "Después de 25 años de ser un alma secuestrada, prefiero estar en mi casa o en Ezeiza".

Aunque Carrió renovó su banca en 2017, por lo que tiene mandato hasta el 10 de diciembre de 2021 en representación de la ciudad de Buenos Aires, adelantó que tramitará su jubilación: "No tengo nada más que hacer en el Parlamento".

"Si teníamos una semana más de campaña, ganábamos las elecciones. Me despedí del Presidente. Ahora mi causa es el humanismo global contra el racismo, la discriminación y el genocidio. Hace rato que tenía este sueño de 'bye Carrió'. Carpe diem", concluyó la diputada.

Más tarde, en diálogo con TN, agregó: "La república está asegurada porque el peronismo no tiene mayoría en las dos cámaras así que no podrá reformar la Constitución. Seguiré en Juntos por Cambio más allá de que no esté como diputada".

"Que la gente no se asuste, no rompí Cambiemos, me saqué una foto con él en la Casa Rosada. Pero que en Tribunales se cuiden. Mi problema con Rodolfo Canicoba Corral es porque es coimero", lanzó luego de que el periodista Nicolás Wiñazki le informó que el juez federal pensaba ordenar su detención. "Yo con una cama y el aire acondicionado estaría chocha (en Ezeiza)", se río la diputada.

Por último, le dedicó unas palabras a Cristina Kirchner: "El pueblo eligió a alguien que está imputada por varios delitos, pero deseo que se recupere su hija, sé lo que es, yo con los hijos no me meto".

Fuente: TN.com.ar